Este martes, las autoridades de Cabo Verde impidieron la entrada al médico del Enviado Especial y diplomático Alex Saab; lo que representa una flagrante violación de los derechos humanos del diplomático y un riesgo para su vida, dados sus problemas de salud.

Así lo informó el equipo de defensa del embajador Alex Saab, recalcando que la policía impidió la entrada del personal de salud; aún cumpliendo con todos los permisos exigidos por la nación africana.

El derecho de Alex Saab

Cabe recordar que el pasado 21 de enero, el Tribunal de Apelaciones de Barlovento estableció el derecho de Alex Saab a recibir atención médica; en consecuencia, con esta negativa, las autoridades caboverdianas exhiben el irrespeto a sus propios tribunales, obedeciendo a presiones de EEUU para mantener secuestrado al diplomático venezolano.

Asimismo, el pasado 15 de marzo, el Tribunal de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), falló a favor de Saab; ordenando su inmediata liberación; y más recientemente el Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió a Cabo Verde adoptar “Las medidas necesarias para garantizar el acceso a atención médica adecuada a Saab, preferiblemente por médicos independientes y especializados de su elección”.

Se trata de una nueva demostración del ensañamiento contra Alex Saab, quien lleva 390 días secuestrado; sin recibir asistencia médica, con lo cual Cabo Verde insiste en el irrespeto a sus propias leyes ya los tratados internacionales que contemplan la inmunidad del diplomático venezolano y debe ser puesto en libertad.