El día de hoy se dio a conocer que el embajador  Alex Saab, envió una carta a los Magistrados del Tribunal Constitucional de Cabo Verde; solicitando que se cumpla el derecho a ser escuchado, en la sesión del próximo viernes 13 de agosto, para la revisión del recurso para la Inspección de Constitucionalidad Concreta, del proceso de extradición de Cabo Verde a Estados Unidos.

El Enviado Especial realizó esta solicitud por medio de una emotiva carta, donde enfatizó que nunca ha sido escuchado por los tribunales que lo han juzgado, además describe el sufrimiento por el que ha pasado por más de 400 días de secuestro.

A continuación, le presentamos el contenido de la carta de Alex Saab a Magistrados de Cabo Verde:

11 de agosto de 2021

Ilustres Magistrados del Tribunal Constitucional:

Para el próximo viernes estaré detenido durante 428 días. La ubicación física de mi detención se puede mover y en lugar de una celda de 2×2 metros, ahora aparentemente; tengo acceso a una “casa completa”, pero, por otro lado, solo cambié de confinamiento solitario porque tengo la compañía de 50 guardias fuertemente armados que observan cada movimiento que hago las 24 horas al día, siete días a la semana.

Durante los últimos 400 días, mi condición física y psicológica se ha deteriorado, para mencionar dos de mis males que han aumentado. Obtengo consuelo sabiendo que soy inocente de todos los delitos que alegan que cometí; y del que me decían que cuanto más cediera, sería mejor, porque más tarde tendría menos oportunidad en un tribunal de Cabo Verde para defenderme. Desafortunadamente, para mi amarga decepción, hasta ahora, TRB y el STJ me han estado negando la justicia elemental. Ahora mi destino está en sus manos, ustedes son los Guardianes de la Constitución. Un hombre sabio, me dijo una vez: “Nadie puede contar tu historia mejor que tú”. Y dada la complejidad jurídica y la motivación política de mi arresto y enjuiciamiento por los Estados Unidos, nunca será demasiada la importancia que se tiene de poder escuchar directamente de mí mismo, con mis propias palabras, la injusticia que he sufrido desde el 12 de junio de 2020.

¿Qué soy un patriota haciendo lo que mi Presidente desea, en un momento de mayor necesidad de mi país? No lo niego. Distinguidos jueces, no deseo tomar demasiado tiempo de la Corte, pero en nombre de la ley natural de la justicia, solicito respetuosamente que, habiendo sido negado; hasta ahora la capacidad de decir siquiera una palabra en la corte, se me permitirá salvar mi propia vida; y hacer saber a mi esposa e hijos que hice todo lo que humanamente pude para evitar el destino de morir en una prisión de Estados Unidos.

Atentamente,

Alex Saab