Recientemente, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) solicitó una extensión de 30 días para presentar su escrito; sobre el recurso de apelación de Alex Saab presentado ante el Tribunal de Apelación del Undécimo Circuito.

La defensa del enviado especial Alex Saab pidió a la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito, con sede en Atlanta (Georgia), negar la solicitud de la Fiscalía de Estados Unidos para presentar sus argumentos el 7 de octubre y no el 7 de septiembre como estaba previsto.

 “Una demora de 30 días en este caso aumenta en gran medida el riesgo de que el Sr. Saab sea extraditado y sujeto a la custodia de los Estados Unidos, a expensas de su inmunidad diplomática”, expresó la defensa de Saab.

Agregaron que una extensión equivaldría “a otros 30 días más de detención ilegal (…) ya sea en Cabo Verde o en Estados Unidos”.

Con esta acción la DOJ está intentando retrasar los procedimientos del Undécimo Circuito con la esperanza de garantizar la extradición desde Cabo Verde y evitar contender la afirmación de inmunidad diplomática de Alex Saab.

Desde la detención del embajador  Alex Saab en la isla de Sal, bajo la supervisión constante de guardias armados, han salido a flote muchas verdades sobre la relación entre Estados Unidos y Cabo Verde, junto con hipótesis razonables sobre las segundas intenciones.

Gobierno de Estados Unidos sobre Cabo Verde en caso Alex Saab

Para nadie es un secreto que el gobierno de Estados Unidos tiene un interés personal en el arresto del embajador Alex Saab; esta detención ilegal tuvo un efecto inmediato en sus labores diplomáticas, bloqueando parte de una misión especial que se estaba llevando a cabo para el pueblo de Venezuela.

Cabo Verde era vulnerable, su deuda nacional era enorme y el turismo, la principal industria aparte de la mínima minería de sal, era inexistente. Necesitaban dinero y encontraron una forma de obtenerlo usando a Saab.

Estados Unidos se aprovechó de esta isla consumida por las deudas que ahora pagará el precio durante años tras cambiar su reputación en el continente. El incumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la CEDEAO por parte de Cabo Verde fue un gran ejemplo.

En su sentencia dictada en marzo de 2021, el Tribunal de Justicia de la CEDEAO declaró que el arresto y detención del diplomático venezolano Alex Nain Saab Moran era ilegal, ordenó su puesta en libertad, suspendió los procedimientos de extradición en su contra a Estados Unidos y le concedió una indemnización de 200.000$ por las violaciones de sus derechos humanos realizadas por Cabo Verde. Hasta este momento, Cabo Verde no ha cumplido con ella.

Estos son solo unos ejemplos de cómo Saab es una víctima de la política y de cómo una pequeña nación Insular ha sido influenciada por el dinero y el poder.